• Sólo sufrió algunos golpes que según los primeros reportes no ponen en peligro su vida.

Odilón Larios Nava.- La máquina 12009 de Ferrosur arrolló la mañana del lunes a un hombre de 53 años de edad, quien presumiblemente caminaba en estado de ebriedad. Lo anterior ocurrió a la altura de San Felpe Hueeyotlipan en inmediaciones de Carmen Serdán y Carmen Millán. Por fortuna para este hombre, sólo resultó con algunos golpes.
Estupefactos se quedaron los testigos del atropellamiento, pues no daban crédito a lo que veían sus ojos, ya que todos se habían parado por completo pues escucharon que el tren iba pitando. Pero el hombre antes mencionado actuó como si nada ocurriera, siguió caminando sin ninguna prisa, sin reacción alguna ante la mole de acero que se dirigía hacia él.
El accidente ocurrió alrededor de las 08:15 horas de este lunes. Afortunadamente para él quincuagenario, ya estaba por pasar las vías, con sentido sur a norte, es decir caminaba hacia San Felipe, y esto ocasionó que el tren lo impactara de costado y lo hiciera girar, cayendo, por segunda vez afortunado, a un costado de los rieles del ferrocarril.
El tren se detuvo y los tripulantes auxiliaron al hombre en cuestión, quien estaba consciente y dijo llamarse Jesús León González, de 53 años de edad. Personal de SUMA a bordo de la ambulancia 035 acudieron para atender al hombre y tras estabilizarlo trasladarlo al Hospital General del Norte para que recibiera atención por los golpes que sufrió.
Elementos de seguridad pública del estado y del municipio acudieron a tomar conocimiento de lo ocurrido. Una vez que la ambulancia retiró al hombre el tren siguió su marcha.
Los testigos señalaron que no se explican cómo es que el hombre no escuchó el fuerte ruido del tren, además aseguraron que no portaba audífonos. Posteriormente trascendió que el masculino iba bajo los efectos de bebidas embriagantes.