Por Jesús Lemus/Puebla

Fernando Morales Martínez usó la dirigencia estatal del partido Movimiento Ciudadano (MC) como trampolín político,para amarrar su candidatura a diputado federal y que se renovará en el primer domingo de julio.
Así se corrobora en sus redes sociales, donde informó que recibió del partido político la constancia como pre-candidato a legislador federal por el distrito VIII de Ciudad Serdán y que por varios años, ha sido el bastión de este político.
“Es momento de poner a los ciudadanos en el centro de las decisiones políticas del país”, refiere el mensaje escrito en su cuenta de twitter @FerMoralesMtz.
Cabe recordar que Fernando Morales Martínez es hijo de quien fuera gobernador del estado de Puebla y senador del PRI, Melquiades Morales Flores.
Morales Martínez también se desempeñó como diputado local, legislador federal y líder estatal del PRI hace un par de años.
Sin embargo, en las elecciones federales de 2015 se sumó al trabajo del ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien le asignó una cartera dentro de su administración.
Tras dicha incorporación, fue expulsado de las filas del PRI y después asumió la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano, donde también negocia la participación del partido en la coalición con el PAN y PRD.