Hipólito Contreras/ Hay una grave crisis de credibilidad en instituciones, y una crisis de representación, los ciudadanos no se sienten representados, en el tema de transparencia de información vemos vacíos legales, ausencia de la sociedad civil en la discusión y aprobación de la ley, afirmó Lilia Vélez, académica de la Universidad Iberoamericana.
Indicó que en el reglamento hay términos distintos a los que existen en la ley, hay vacíos legales, algunos son de la ley de transparencia y de la Ley orgánica del poder legislativo.
Expuso que este reglamento junto con la ley de transparencia son dos marcos normativos fundamentales para la relación entre los ciudadanos y quienes nos representan.
Comentó que ese reglamento tiene muchos errores y vacíos en términos jurídicos que complican que el derecho a la información de temas vinculados con el Congreso, se cumpla, que haya una política de transparencia que garantice a los ciudadanos una rendición de cuentas.
Nos llama la atención, dijo, que hay incumplimiento de la propia ley, el artículo 14 de la ley de transparencia tiene las obligaciones de transparencia en el congreso, no se cumplen algunas cosa como las versiones estenográficas, el congresos debe mejor la confianza con los ciudadanos.
Destacó que en el Congreso no queda claro el funcionamiento del Código de ética en los legisladores, no quedan claro las obligaciones de los legisladores, por lo que no se ve un fortalecimiento del Congreso.
En el Congreso, dijo, hay deficiencia en el acceso a la información, no se consideran estándares internacionales o de otros congresos locales que se han puesto en marcha para facilitar la transparencia y acceso a la información, se habla por ejemplo de responsables de la información, un término que no existe en la ley, hay deficiencia legales en el la ley orgánica del poder legislativo.
Expuso que cuando se hizo la ley de transparencia participaron distintas organizaciones de la sociedad, del sector empresarial, las universidades, fue un procesos más abierto, la legislación mejoró, sin embargo, en el reglamento ya no participó la sociedad, todos se quedó en comisiones y llevado al pleno sin que la sociedad fuera consultada.