Por Jesús Lemus/Puebla

La denuncia que se presenta ante la PGR por el delito de espionaje telefónico en contra de diversos actores, no es “un juego político” para el PRI y; por lo tanto, se llegará hasta las últimas consecuencias, dijo el delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido, Rogelio Cerda Pérez.
Así lo declaró en el encuentro con los medios de comunicación, donde se anunció que la otra semana se buscará una reunión con la titular de la PGR, Areli Gómez González, para exigirle que no se archive esta denuncia por espionaje telefónico.
En tanto, el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Jorge Estefan Chidiac, indicó que esta denuncia penal tendrá una ampliación de hechos, donde demostrarán con otra serie de pruebas el espionaje telefónico que se vive en el estado.
Sin importar que falten pocos días para las votaciones, dijo, no se bajará la guardia para que después de la elección del nuevo gobernador del estado, haya personas detenidas por este delito cometido en el territorio poblano.
“Lo que buscamos con esta reunión, es garantizar que la PGR no esté protegiendo a nadie en el gobierno del estado, por eso insistimos que no permitiremos que la denuncia quede archivada”.
Asimismo, se señaló que la candidata del PRI-PVEM-PES al gobierno del estado de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz, representa la resistencia ciudadana y social, a fin de lograr un nuevo rumbo en el territorio poblano después de las votaciones de junio.