• La familia piensa que fue asesinado; las autoridades no descartan que haya muerto al caer por accidente a un pozo de 10 metros.
• Se espera el resultado de la necropsia para saber con exactitud qué fue lo que le causó la muerte.

Odilón Larios Nava.- Dentro de un pozo de aguas de riego, en terrenos de cultivo de san Bernabé Temoxtitla, en el municipio de santa Clara Ocoyucan, fue localizado el pasado sábado el cadáver de Ulises Ramsés Chantes Tonacatl, de 18 años de edad, quien estaba desaparecido desde el pasado 2 de noviembre.
Su familia piensa que fue asesinado, mientras que las autoridades investigadoras no descartan lo anterior pero tampoco eliminan la posibilidad de que el joven haya caído por accidente al pozo de 10 metros de profundidad.
El cuerpo se halló en avanzado estado de descomposición, aún se desconoce el cronotanatodiagnóstico y los resultados de la necropsia. Pero fuentes cercanas a este diario informaron que en el cuerpo, a simple vista, no se apreciaban lesiones del tipo arma de fuego o arma blanca.
Fue un campesino de san Bernabé Temotitla, quien al llegar a su parcela y asomarse al pozo de agua de riego, notó que flotaba un cuerpo. Por lo que dio aviso a las autoridades policiales.
Personal de bomberos de san Andrés Cholula, así como elementos de Protección Civil del Municipio de Puebla, y uniformados de santa Clara Ocoyucan, acudieron y corroboraron la versión del campesino.
Momentos después acudieron familiares de Ulises que por medio de las ropas y la media filiación corroboraron que se trataba del joven desaparecido desde inicios de noviembre.
Agentes estatales de investigación realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciaron la carpeta de investigación de rigor. Por el grado de descomposición del cuerpo no se pudo determinar la causa del deceso, por lo que se esperan los resultados de la necropsia para conocer qué fue lo que privó a este joven de la vida.

NO DESCARTAN QUE HAYA CAIDO POR ACCIDENTE

Desde el pasado 3 de noviembre cuando se dio a conocer la desaparición de Ulises, quien recientemente había dejado la universidad, los familiares indicaron que el joven salió a ver a la novia y de regreso se encontró con algunos amigos con los que estuvo conviviendo, a partir de ese momento no saben qué ocurrió con el joven.
Es por ello que desde un inicio exigieron que las autoridades investigaran a esos tres jóvenes con los que Ulises había pasado las últimas horas. Fuentes consultadas informaron que los tres jóvenes desconocen lo que ocurrió con Chantes Tonacatl.
El sábado después de que se encontrara el cadáver de Ulises, informaron fuentes policiales, los familiares del hoy occiso fueron a ver a quien consideran es el principal sospechoso. Pero no pudieron obtener ninguna información que confirmara sus sospechas.
Cabe señalar que el pozo de agua donde fue encontrado el joven no tiene ninguna protección, está a ras del suelo, por lo que las autoridades policiales no descartan que el joven haya caído por accidente. Por lo que esperan los resultados de la necropsia para conocer si están ante una muerte accidental o ante un asesinato.