• Presentaban impactos de bala; se desconoce cuál fue el móvil de este doble asesinato.
• La población detuvo a tres sujetos que supuestamente cuentan con información del crimen.

Odilón Larios Nava.- Una mujer de ocupación enfermera y su esposo policía auxiliar de Alcomunga, ene l municipio de Ajalpan, fueron encontrados muertos a un costado de la carretera Coxcatlán-Tlacotepec de Porfirio Díaz, en una barranca. Ambos presentaban impactos de bala en la cabeza. Estaban desaparecidos desde el pasado día sábado.
Los occisos son Fortino Andrade Martínez y Eusebia Hernández López, de 33 y 47 años de edad, respectivamente. Ambos estaban desaparecidos desde el pasado día sábado. Ella era empleada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y él policía auxiliar en aquella comunidad.
Una vez que los familiares de estas personas se percataron de su ausencia comenzaron a buscarlos y dieron aviso a las autoridades, pero no tuvieron éxito en encontrarlos.
La tarde de este miércoles los pobladores de aquella comunidad encontraron dos cadáveres, de un hombre y una mujer, en una barranca, atrás de una barda utilizada para colocación de propaganda en la población de Pala.
Hasta el cierre de la edición se desconocía el tiempo que llevaban de muertos, fueron identificados gracias a las ropas que portaban. Será hasta conocer los resultados de la necropsia de ley que se sepa cómo fueron asesinados, sin embargo versiones policiales señalaron que ambos cuerpos tenían disparos en la cabeza.
La Fiscalía General del Estado (FGE), por medio de la comandancia de Tehuacán, con peritos de aquella demarcación, realizaron las diligencias del levantamiento de los cadáveres e iniciaron las investigaciones del caso.

POBLADORES DETIENEN A TRES PERSONAS SUPUESTAMENTE VINCULADAS AL CRIMEN

Un grupo de pobladores de Alcomunga, capturaron a tres personas, en un inicio los acusaron de ser los presuntos responsables del asesinato del matrimonio, los golpearon al punto que pretendían lincharlos.
Cabe señalar que después reportes policiales señalaron que la misma gente había descartado que fueran los homicidas, pero que estos sujetos habían aceptado tener conocimiento de quiénes son los asesinos, por lo que los mantuvieron retenidos y exigían la presencia de medios de comunicación para que tomaran constancia de lo ocurrido y así entregarlos a las autoridades.
Fue después de las 22:00 horas cuando fueron entregados a las autoridades para que les tomaran declaraciones y de esta manera pudieran avanzar en las investigaciones.