• No se descarta en inicio la hipótesis de robo; tampoco alguna otra línea de investigación.

Odilón Larios Nava.-

Con manos y pies atados y sin vida fue encontrada una mujer de 47 años de edad, vecina de la colonia Belisario Domínguez. Su hijo realizó el lamentable hallazgo y descartó que la hoy finada presentara más signos de violencia.
La mujer fue identificada como Yaraset Hernández Velázquez, de 47 años de edad, cuyo levantamiento de cadáver fue realizado por autoridades ministeriales en el domicilio marcado con el número 2109, de la calle Rosendo Márquez, de la mencionada colonia.
Este lunes, el hombre al llegar al domicilio de su madre, la encontró tendida en el suelo, amarrada de pies y manos y amordazada, por lo que al acercarse se percató carecía d signos vitales, por lo que comenzó a gritar y pedir auxilio.
Una segunda mujer que estaba en la misma vivienda, pero profundamente dormida en una de las habitaciones despertó por lo gritos y al ver que Yaraset estaba muerta, llamó también a los números de emergencias.
De acuerdo con la mujer que despertó por la mañana de este lunes, se conoció parte de lo que había ocurrido. Señaló que el domingo por la tarde llegaron algunos amigos, para convivir.
Dijo que ella se sintió muy cansada y por ello se fue a dormir, sin embargo por el ambiente no descartó que le hubieran puesto algo a la cerveza que se tomó porque no despertó para nada durante la noche y sólo recobró la conciencia hasta el lunes cuando el hijo de la hoy occisa llegó y comenzó a gritar.
Como algunos objetos de valor estaban acomodados para que alguien se los llevara, la mujer determinó que los supuestos amigos de la familia pretendían robar en la casa, y por ello amarraron a Yaraset. En el lugar lo único que faltó fue un vehículo marca Fiat, Panda, color naranja, modelo 2008, con placas de circulación TZJ-28-97 del estado de Puebla, sin embargo no se conoce hasta el momento el paradero de los presuntos responsables.
En entrevista, el Director de la Policía Ministerial, Juan Luis Galán Ruiz, confirmó el deceso de una mujer de 47 años de edad. Al preguntarle si el móvil fue el robo, contestó: “No lo tengo todavía confirmado, es muy temprano para desestimarlo, solamente nos dicen que podría tratarse de personas conocidas”.
El Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios llevó a cabo las diligencias e inició la averiguación previa de rigor, tomando indicios en el lugar de los hechos para avanzar con las investigaciones.