• El hombre fue degollado, estaba maniatado y tenía una venda que le cubría los ojos.
• Se desconoce la identidad de este finado y el móvil por el cual fue privado de la vida.

Odilón Larios Nava. – En pleno día abandonan a un hombre ejecutado en el camellón central que está frente a la entrada de la Sección 5-B del fraccionamiento Misiones de San Francisco en el municipio de Santa María Coronango. El hombre fue torturado y degollado, tenía las manos atadas por la espalda y una venda sujeta con cinta negra le cubría los ojos y parte del rostro.
El hombre no fue identificado, es de aproximadamente 30 años. El cadáver fue reportado por los vecinos de ese fraccionamiento alrededor de las 10:30 horas de este viernes, precisando que estaba entre las yerbas secas del camellón.
De inmediato las autoridades de Santa María Coronango, encabezadas por el comisario de la Dirección de Seguridad Pública llegaron al lugar. Paramédicos confirmaron el deceso de este hombre y la policía acordonó el área para preservar los indicios.
Durante las diligencias del levantamiento del cadáver las autoridades confirmaron que el hombre fue degollado que tenía un gran corte del lado derecho del cuello, así mismo que presentaba otras huellas de violencia que acusaban que fue torturado.
El ahora occiso presumiblemente murió degollado, presentaba un corte de lado a lado en el cuello, no portaba un zapato. Estaba boca abajo con el calzón y el pans a media pierna, con su misma playera café de manga larga le habrían sujetado las manos a la espalda y a la altura de las muñecas le rodearon con cinta negra.
Una venda le rodeaba los ojos, el rostro y parte de la cabeza, dicha venda estaba sujetada con cinta negra, del mismo tipo del que tenía en las muñecas. Además de presentar el corte en el cuello, también mostraba otras huellas de tortura.
El hombre se encuentra en calidad de desconocido ante las autoridades ministeriales. Agentes de la policía ministerial de San Pedro Cholula realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciaron la carpeta de investigación del caso.
Se desconoce la identidad del finado y el móvil del crimen, pero por la violencia y la forma en cómo dejaron el cuerpo las autoridades no descartaron algún ajuste de cuentas entre delincuentes.