• Fueron ubicados en puntos diferentes, ambos estaban bajo respectivos puentes, presentaban avanzado estado de descomposición.

Odilón Larios Nava.- El lunes por la noche, en dos puentes diferentes del municipio de Zacatlán, fueron encontrados igual número de cadáveres, ambos estaban en avanzado estado de descomposición y se encuentran en calidad de desconocidos ante las autoridades ministeriales.
Se trata de dos hechos que en inicio parecen independientes. En el primero de los casos el cadáver estaba siendo comido por los perros en el camino Real a Zacatlán. El segundo cuerpo fue localizado bajo el puente La Piña, que va a la comunidad de Palos Caídos.
El primer caso se reportó cerca de las nueve de la noche del pasado lunes cuando los vecinos llamaron al 066 e indicaron que en un lote baldío se encontraba un bulto cubierto con una lona color azul, en el cual se apreciaban manchas hemáticas y desprendía un fuerte hedor a putrefacción.
Policías del municipio de Zacatlán acudieron hasta el sitio en cuestión, Camino Real a Zacatlán-Chignahuapan, bajo el puente El Gato, y se percataron que era cierto el reporte, al observar con más detenimiento, pudieron constatar que se trataba de un cadáver humano.
El avanzado estado de descomposición en el que se encontraba y los estragos que los perros habían hecho en el cadáver, no permitió, en un primer momento, saber si el muerto era hombre o mujer.
Fue hasta que las autoridades ministeriales de Zacatlán, culminaron las diligencias del levantamiento del cadáver que constataron que se trataba de restos de un masculino, el cual está registrado como desconocido. Se desconoce la causa de muerte y el móvil del asesinato, como se indicó en la carpeta de investigación 117/2016 de Zacatlán, donde el hombre en cuestión está señalado como desconocido número 5.

EL SEGUNDO CUERPO

El segundo ejecutado es un hombre de aproximadamente 40 años de edad, señalado como desconocido número 4. El cadáver también se encontraba en estado de descomposición.
Como datos particulares el occiso portaba una playera tipo Polo color blanco y negro, pantalón de mezclilla color azul, cinturón de piel color negro, bóxer azul con amarillo, tines blancos, sin ropa interior.
En este caso la carpeta de investigación iniciada por el Ministerio Público de Zacatlán fue la 116/2016, el avanzado estado de descomposición del cadáver no permitió conocer las características fisionómicas del occiso.