• El cadáver fue encontrado embolsado en inmediaciones del kilómetro 142+600 de la autopista México-Tuxpan.

Odilón Larios Nava.- El cadáver de un hombre decapitado, fue localizado embolsado y semidesnudo, en la región de Huauchinango. En el lugar las autoridades no encontraron la cabeza. Se trata de un hombre de aproximadamente 35 años de edad. Como línea principal de investigación se presume ajuste de cuentas entre bandas de la delincuencia organizada que operan en aquella demarcación del estado.
El macabro hallazgo se efectuó el pasado lunes por la tarde, cuando las autoridades policiales, recibieron una llamada que indicaba que el kilómetro 142+600 de la autopista México-Tuxpan, en el tramo Necaxa-Tihuacán, a un costado de la carretera se encontraba un cadáver embolsado. Las bolsas se sostenían al cuerpo por medio de cinta canela.
Las condiciones meteorológicas en la Sierra Norte, hicieron que el levantamiento del cadáver fuera muy rápido y que las diligencias fueran efectuadas en las instalaciones del anfiteatro de aquella región.
Cuando abrieron las bolsas de plástico que contenían en cuerpo, se percataron que se trataba de un hombre de aproximadamente 35 años de edad. El cadáver sólo portaba un bóxer tipo camuflaje militar. El hoy occiso era de complexión mediana, moreno claro.
La cabeza no fue localizada junto con el resto del cuerpo. Este hombre permanece en calidad de desconocido. Las autoridades ministeriales iniciaron la carpeta de investigación del caso.
Este tipo de ejecuciones está causando temor entre “la gente de bien” de Huauchinango, pues estas escenas son cada vez más frecuentes en aquella región poblana. Prácticamente cada semana hay alguna ejecución ya sea en comunidades o caminos o incluso en colonias de la cabecera municipal.