• El cuerpo se encontró en una barranca de La Resurrección, se encuentra en calidad de desconocido.

Odilón Larios Nava.- En la barranca de La Presa – así se le conoce –, ubicada en la colonia Encinos, en la junta auxiliar La Resurrección, se encontró un cadáver quemado y comido por la fauna, algunos de sus miembros estaban desprendidos del cuerpo.
El hoy occiso se encuentra en calidad de desconocido ante las autoridades ministeriales, y hasta el cierre de esta edición se desconocían las causas de la muerte. No se descarta que se haya tratado de un homicidio, pero eso será confirmado o descartado por las autoridades por medio de la necropsia de ley.
Por la tarde de este jueves las autoridades policiales fueron notificadas sobre la presencia de un cadáver que estaba siendo devorado por los perros en la mencionada barranca. Una vez que los policías preventivos confirmaron el hallazgo, dieron parte a las autoridades ministeriales.
Las policías, municipal y la auxiliar de La Resurrección, acordonaron el área en donde yacía el cadáver, hasta la llegada del Agente del Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios.
El cadáver estaba muy dañado por el fuego y por la fauna, fue encontrado en el sitio que es ocupado como basurero por la gente del lugar. Una de las piernas estaba desprendida del resto del cuerpo.
Se espera que por medio de los protocolos de necropsia se pueda determinar la causa de muerte, así como el tiempo que llevaba sin vida el masculino. Una vez con esa información se espera que pueda ser identificado por sus familiares.