Odilón Larios Nava.- Vecinos de La Ceiba se llevaron una terrible sorpresa cuando encontraron el cuerpo de un hombre de aproximadamente 55 o 60 años de edad, sin ningún signo de vida, en un predio techado.
Fueron autoridades ministeriales, quienes se trasladaron hasta las calles Hidalgo, entre Lindoro Hernández y Emilio Carranza, en la población antes referida, para realizar el levantamiento de cadáver del hoy finado que hasta el cierre de esta edición se encuentra en calidad de desconocido número 11.
Refirieron los lugareños, que cuando transitaban por el lugar antes referido, se percataron de un hombre yacía tendido en el suelo, por lo que al acercarse vieron que ya no tenía signos vitales.
Después de la terrible escena, dieron aviso a las autoridades para que realizaran las pesquisas correspondientes. Fue así como alrededor de las 12:45 horas del pasado martes, acudió el fiscal de Xicotepec de Juárez para tomar conocimiento de los hechos.
Cuando lo encontraron, el ahora occiso vestía una camisa azul con manga corta, un pantalón color azul, un mecate atado a la cintura como cinturón, no tenía calcetines y llevaba puestos zapatos de hule.
Lo describieron como un hombre de piel morena, cabello negro, cejas semi pobladas, frente media, ojos café oscuro, nariz afilada, boca media y 1.63 metros de estatura.
Continuarán las indagatorias a través de la averiguación previa 375/2014/XICOTEPEC, para precisar si la muerte fue natural, se debió a un accidente o si acaso se trató de un homicidio, aunque el cuerpo no presentaba algún signo de violencia o lesión.