• Se ignora cómo la privaron de la vida, así como la identidad de esta fémina.
• En la misma región localizaron un cráneo humano; se ignora si es de hombre o mujer.

Odilón Larios Nava. – Este lunes, pobladores de la región de Azumbilla, en el municipio de Nicolás Bravo, hicieron dos macabros hallazgos. El que más impacto causó fue el cadáver de una mujer en avanzado estado de descomposición, el cual ya estaba siendo carcomido por la fauna. El segundo fue un cráneo hallado a las faldas de un cerro de esa comunidad.
Por la tarde los lugareños encontraron el cuerpo de una mujer en estado de descomposición, e incompleto por la acción de la fauna. Según los primeros reportes se trata de una fémina de aproximadamente 35 años.
El hallazgo se realizó por la tarde a unos cien metros de la carretera Azumbilla-Cañada Morelos a la altura del kilómetro 72.
Según reportes policiales la mujer en cuestión es de aproximadamente 35 años de edad, de complexión robusta, cabello negro. El cuerpo se encontró boca abajo y portaba una blusa de color café, mallón azul marino y no portaba calzado.
Personal de la policía municipal de Nicolás Bravo acudió para resguardar el sitio hasta que los agentes de la Fiscalía acudieron para realizar el levantamiento del cadáver de esta mujer que se encuentra en calidad de desconocida. Cabe mencionar que se desconoce el móvil del crimen y la forma en cómo a esta mujer la privaron de la vida.
Mientras que el otro hecho, la localización del cráneo ocurrió en un lote baldío en el paraje denominado Tepeyac al pie del Cerro de Azumbilla entre las calles José María Morelos y Francisco Villa.
También en este caso la competencia fue ministerial y se desconoce si el cráneo corresponde al de un hombre o una mujer, así como otras características de la persona a la que le perteneció.