Dulce Gómez

La contralora en el municipio, Leticia Lorenzo Zamudio, reveló que cuando menos 30 obras públicas resultaron intervenidas al hallárseles con vicios ocultos, a pocos meses de su inauguración.

En entrevista, la funcionaria municipal señaló que son pavimentaciones las que han registrado problemas en sus estructuras, aunque en la lista también se encuentran comedores escolares.

Relató que los desperfectos son encontrados a través del Auditor Móvil puesto en marcha en 2014, y posteriormente son corregidos por las mismas empresas que en su momento se encargaron de su edificación.

“Hacemos la evaluación. Hoy tenemos 30 obras que están en proceso de solventación, es un 16.7 por ciento en relación a las obras ejecutadas en 2016”, destacó.

Derivado de lo anterior, Lorenzo Zamudio puntualizó que es después de seis meses cuando se lleva a cabo la supervisión de las intervenciones, a fin de hallar anomalías.

Por su parte, el subcontralor, Gustavo Guerrero, agregó que las observaciones de vicios ocultos están enfocadas a deficiencias que presentan los trabajos ya terminados.

“En este sentido se procede a verificar para que se notifique a las empresas y las atiendan dentro de las vigencias que tiene el contrato, que es de un año posterior a su fecha de terminación”, sostuvo.

Pese a lo anterior, ambos funcionarios dejaron en claro que hasta el momento no ha sido necesario sancionar a ninguna empresa.