• Resaltó que “el respeto a los derechos fundamentales nos obliga a la defensa de la democracia y de sus instituciones”.

El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que “México observa con grave preocupación las recientes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que afectan a la Asamblea Nacional de ese país, lo que atenta frontalmente contra la división de Poderes y la democracia representativa”.

En el marco de la presentación del Informe de Actividades 2016 del Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Mandatario mexicano resaltó que “el respeto a los derechos fundamentales nos obliga a la defensa de la democracia y de sus instituciones; nos obliga a la defensa de la democracia representativa que reconoce la pluralidad de una sociedad y de su diversidad”.

Subrayó que en las últimas semanas “el Gobierno de México ha expresado su preocupación por el deterioro de la normalidad democrática en Venezuela, y ha promovido en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que sean los propios hermanos venezolanos, a través del diálogo, quienes construyan el camino de reconstrucción de la democracia”.

El Presidente Peña Nieto dijo que ante los recientes hechos ocurridos en ese país, “México no puede permanecer indiferente, como no lo hicimos en 2002, cuando se intentó de manera ilegal derrocar al Gobierno constituido. En aquella ocasión, México alzó su voz en la OEA para defender los valores de la democracia y el orden constitucional en Venezuela”.

“Hoy México actúa con la misma convicción en defensa de los valores esenciales de la democracia y del orden constitucional en Venezuela”, señaló.

Informó que ha dado instrucciones a la Cancillería mexicana “para que la voz de México se escuche nuevamente en la OEA y en todos los foros pertinentes, con claridad y firmeza, fiel a nuestros principios y con entrañable cariño al pueblo venezolano”.

“Hago votos porque a través del diálogo de buena fe, Venezuela recupere muy pronto y a plenitud el orden democrático”, indicó.

Por otra parte y referente al Informe de Actividades 2016 del Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, el Presidente Peña Nieto reiteró que “el compromiso del Gobierno con el respeto a los derechos humanos es firme e indeclinable”; pues subrayó que “la mejor manera de garantizar la dignidad humana es aplicando la ley, y para que se aplique la ley México requiere de instituciones fuertes”.

“La impunidad lastima y violenta a la sociedad; erosiona nuestros valores compartidos y mina la convivencia pacífica entre los mexicanos. Un país sin leyes e instituciones fuertes es un país vulnerable; es una Nación desprotegida frente al delito y la violencia. De ahí la necesidad de que sigamos fortaleciendo las instituciones y nuestro marco jurídico”, resaltó.

El Primer Mandatario dijo que “uno de los grandes pendientes es atender la demanda de las Fuerzas Armadas y avanzar hacia una ley que dé certeza a su actuar en materia de seguridad. Es un tema relevante, porque permitirá dar certidumbre a los ciudadanos y a nuestras instituciones armadas, mejorando nuestro orden legal de protección a los derechos humanos”.

El Titular del Ejecutivo Federal manifestó su reconocimiento a la CNDH, por su trabajo, capacidad y profesionalismo.

Indicó que su Gobierno “ha aceptado todas las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y estamos decididos a avanzar en su cumplimiento”.