• Firmó los Decretos de Declaratoria de las Zonas Económicas Especiales de Salina Cruz, Oaxaca, y de Progreso, Yucatán.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, firmó ayer los Decretos de Declaratoria de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de Salina Cruz, Oaxaca, y de Progreso, Yucatán, que forman parte de los compromisos de Gobierno establecidos y de los que, dijo, al menos el 97 por ciento habrán de cumplirse al término de su Administración.

Aseguró que en su sexto año de Gobierno, “estamos avanzando en la concreción de los compromisos que hice frente a los mexicanos, los compromisos que firmé”, y dentro de ellos no estaba “la agenda de Reformas Estructurales que, sin duda, quizá sea de lo más importante y relevante que habremos logrado en esta Administración”.

Señaló que hizo 266 compromisos, de los cuales 60 por ciento ya se han cumplido y el resto están en proceso de cumplimiento. “Serán muy pocos los compromisos que quizá no alcancemos a materializar”, añadió.

El Presidente de México mencionó que a la fecha se han declarado cinco Zonas Económicas Especiales “y eventualmente, podremos llegar hasta siete, que es la proyección que hemos hecho desde el Gobierno de la República”.

“Hoy tenemos ya Puerto Chiapas; tenemos Lázaro Cárdenas, con un impacto, no sólo en Michoacán, sino también en Guerrero, en el municipio de La Unión; tenemos Coatzacoalcos, son las tres zonas declaradas hace un par de meses como Zonas Económicas Especiales; y hoy dos más que estamos declarando: Progreso, y ésta que es Salina Cruz”, indicó.

Aseguró que ya hay inversiones comprometidas. “Estamos hablando al día de hoy de más de seis mil 200 millones de dólares que ya se han comprometido, que se están materializando en inversiones por parte de distintas empresas, precisamente, en estas cinco Zonas Económicas Especiales”.

Precisó que para éstas “estamos proyectando que en los próximos diez o 15 años se tenga una inversión del orden de 36 mil millones de dólares, es decir, 700 mil millones de pesos. Es, prácticamente, una sexta parte del presupuesto total que tiene el Estado Mexicano en 2017”.

“Es bien importante lo que esto significa. Esto va a traer desarrollo, generación de empleos, oportunidades, y sobre todo, algo bien relevante: empleos mejor remunerados, empleos bien pagados, porque las empresas que aquí habrán de instalarse, aprovechando esos incentivos que genera el ser Zonas Económicas Especiales, van a crear empleos calificados, o van a demandar empleos calificados, experimentados”. “Ésa es la ruta que estamos impulsando para el sur-sureste del país”, resaltó.