Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) subiera salarios a sus trabajadores, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que en su administración ningún funcionario público ganará más que el titular del Ejecutivo y si es así, podría haber sanciones.

 

En una entrevista tras concluir una reunión con el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, el Presidente electo aclaró que se aprobó una ley para que ningún funcionario gané más que el Presidente de la República en la próxima administración.

 

“No va haber nadie que gane más que el presidente, porque ya está en una ley y el que incumpla la ley pues va a ser sancionado. Sea quien sea, por encima de la ley nadie”, aseveró López Obrador.

 

El martes pasado, el Inegi modificó a la alza su manual de sueldos y percepciones, en la que el presidente de dicho instituto ganará 198 mil pesos mensuales, más que el próximo Presidente.