Por Jesús Lemus/Puebla

A casi 70 días del plantón indefinido de los habitantes de Jolalpan frente al Congreso del Estado, estos se retiraron una vez que se percataron de la presencia de granaderos de la policía estatal.
Los hechos ocurrieron minutos después de las tres de la mañana de este lunes, cuando los inconformes se percataron de la llegada de los uniformes, quienes en todo momento se mantuvieron tranquilos y jamás ejercieron algún tipo de violencia.
Cabe señalar que frente al Poder Legislativo se mantenía un campamento que daba cobijo a cerca de 15 habitantes del municipio de Jolalpan quienes prefirieron irse por voluntad propia de la calle 5 poniente entre la 3 sur y 16 de septiembre, en donde se ubica el Poder Legislativo.
Sobre el particular, el abogado de los inconformes, Ramiro León Flores, argumentó que se “vio la intención” de los uniformados para desalojar a los habitantes de Jolalpan de forma violenta.
Condenó que se haya actuado de esta forma en contra de los habitantes de Jolalpan, ya que por casi 70 días que duró el plantón frente al Poder Legislativo, jamás demostraron actos de violencia durante su manifestación.
Anotó que no se declinará en la intención de lograr la destitución del alcalde de la región, Antonio Javana García, quien continúa realizando actos de nepotismo al frente del ayuntamiento.
Es importante destacar, que este plantón se originó a raíz de las denuncias que se emiten en contra del presidente municipal, Antonio Javana García, quien es acusado de desaviar recursos públicos, nepotismo y atrasar la nómina de los regidores en funciones.