Dulce Gómez

Ante la ola de delincuencia que se vive en Puebla, San Miguel Canoa podría dar paso al “toque de queda”, sin embargo, antes es necesario llevar a cabo una reunión para consensarlo con la población.
Así lo dio a conocer el presidente auxiliar de esta demarcación, Raúl Pérez Velázquez, quien señaló que en repetidas ocasiones ha solicitado la presencia de policías, empero, el Ayuntamiento de Puebla lo tacha de “loco”.
En este sentido, denunció que San Miguel Canoa no cuenta con elementos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) ni mucho menos con patrullas que se encarguen de garantizar el bienestar de los pobladores.
Tras el linchamiento de un presunto delincuente que horas más tarde falleció en un nosocomio de la ciudad, el alcalde subalterno subrayó que casi a diario se cometen delitos en esta junta auxiliar, principalmente robo a casa habitación y a transeúnte.
Al respecto, Raúl Pérez enfatizó que los amantes de lo ajeno se ubican en las inmediaciones de las escuelas para posteriormente arrebatar celulares y computadoras a los alumnos y profesores.
Agregó que en más de una ocasión en su carácter de edil ha entregado a presuntos delincuentes a la policía municipal, no obstante, días o hasta horas después regresan a las calles debido al Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio.
“Todo mundo sabe que el tema es la falta de seguridad. La gente está harta de que la policía nunca llega ante un llamado de emergencia. Además, el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio es malísimo porque deja en libertad a los delincuentes”, sostuvo.
Por lo anterior, el edil enfatizó que la gente está harta de la delincuencia y por ello se ha dado paso a los linchamientos.