El Presidente Enrique Peña Nieto resaltó que en México se ha emprendido, de manera corresponsable con los Poderes Legislativo y Judicial, un importante ciclo reformador, y “en apenas 19 meses, gracias al diálogo, al acuerdo y al respaldo de las principales fuerzas políticas se han promovido y concretado múltiples reformas que habrán de detonar un mayor desarrollo y sobre todo bienestar para todos los mexicanos”.
Así mismo puntualizó que este ciclo transformador ya ha iniciado otra etapa de mayor importancia que es la instrumentación, lo anterior durante la ceremonia conmemorativa del Día del Abogado, realizada en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario dijo que “ahora es momento de llevar a la práctica los nuevos preceptos legales y asegurarnos de que éstos se conviertan en verdaderos facilitadores del desarrollo”.
Añadió que en esta etapa “el Gobierno de la República tiene una responsabilidad mayor; recae en sus dependencias y servidores públicos lograr una adecuada implementación de las reformas, cuidando en todo momento el respeto irrestricto a los derechos humanos”.
El Presidente Peña Nieto precisó que desde el inicio de esta Administración “nos propusimos renovar el andamiaje jurídico e institucional del país, no como un fin en sí mismo, sino como un medio para mover y transformar a México”.
Apuntó que la experiencia, especialización y asesoría de los abogados facilitarán que empresas e individuos capitalicen ampliamente los beneficios de las reformas transformadoras. “En específico, su aportación será esencial en la aplicación de las reformas que tienen impacto directo y positivo en nuestro sistema jurídico y procesal”, indicó.
Como ejemplo, citó la nueva Ley de Amparo y el Código Nacional de Procedimientos Penales, “que ya han sido promulgados, lo mismo que las iniciativas que se discuten en el Congreso en materia de mecanismos alternativos de solución de controversias penales y de ejecución de sanciones”.
El Titular del Ejecutivo Federal agregó que “el nuevo Sistema de Justicia Penal probablemente es la transformación más importante de los últimos cien años en este ámbito del Derecho”.
“Todas estas transformaciones, sin duda, requerirán de los litigantes y los servidores públicos, lo mismo estudio y actualización, que flexibilidad y adaptación al cambio. Por su capacidad profesional, estoy seguro de que los abogados de México estarán a la altura de estos retos y de cualquier desafío derivado de la amplia agenda de reformas que se están llevando a cabo en el país”, expresó.
En su intervención la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y representante personal del Presidente de la misma, Margarita Luna Ramos, aseveró que la modernización de México se está dando con profundas transformaciones en las que nuevas instituciones aparecen en el escenario nacional, y el sistema jurídico evoluciona acorde a los cambios políticos, económicos y sociales.
Llamó a la eficaz aplicación de las Reformas Constitucionales, ya que “sólo son posibles si en ellas se da la conjunción de esfuerzos de toda la comunidad jurídica, en un ambiente de apertura y participación creativa”, además de propuestas serias y responsables que tengan como único objeto el desarrollo de un sistema jurídico fuerte, eficiente, confiable y competitivo, y con reglas claras y universales de ejecución, “acorde a la modernidad y transformaciones que el país está teniendo”.