El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la Guardia Nacional debe tener un mando militar, por lo que advirtió a legisladores que no aceptará leyes que no resuelvan el problema o sólo simulen.

 

“No queremos ser simuladores, no vamos a aceptar leyes que no resuelven el problema. No queremos una reedición de la Policía Federal que no funcionó”, expresó.

 

Sostuvo que impulsa su propuesta como lo hizo en un principio, porque necesita su plan de seguridad del apoyo del Ejército porque tienen disciplina, profesionalismo y son 220 mil elementos de esa institución.

 

Cuestionó a sus opositores, principalmente el Partido Acción Nacional (PAN), que si quieren que el gobierno fracase.

 

“Se me hace muy mezquino porque además no me voy a dejar, soy perseverante, no voy a echarme para atrás”, sostuvo.

 

Advirtió que si no aprueban la Guardia Nacional dará a conocer su postura sobre este asunto y la actuación de los legisladores, “fuera máscaras”.

 

“Es un asunto político, por qué ahora resulta que les preocupa la militarización cuando ellos aplicaron como estrategia el uso de la fuerza. Hasta se vestían de militares”, expuso.