Por Patricia Moreno Sánchez

Jorge Arroyo, delegado del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) en Puebla, entregó a nombre del gobierno federal que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto, 2 millones 655 mil pesos a grupos vulnerables y organizaciones campesinas.

Arroyo García detalló que este apoyo se dividió en un millón 549 mil 850 pesos para personas con capacidades diferentes y mujeres que viven en situación de violencia, y por ello requieren ayuda económica para salir adelante.

Expuso que las personas con alguna discapacidad podrán participar en grupo, en un taller que les permita ser autosuficientes y las mujeres que padecen algún tipo de violencia, tendrán oportunidades de iniciar una pequeña empresa que las independice y puedan librarse de un maltrato físico y psicológico por parte del esposo, pareja o familia.

El delegado informó que la indicación de la directora general del Instituto, Narcedalia Ramírez, es dar prioridad a los grupos vulnerables, para que a partir de proyectos productivos formen empresas sociales y generen producción, ingreso, ahorro y capital además de contribuir al fortalecimiento económico de sus comunidades.

Al mismo tiempo, el funcionario en entrevista para la Opinión Diario de la Mañana, informó que se otorgaron recursos por un millón 105 mil 140 pesos a organizaciones sociales que podrán en grupo iniciar alguna empresa.

Detalló que estos recursos son para la creación de 10 empresas sociales en los municipios de Puebla; Ajalpan, Huauchinango, Cuetzalan y Francisco Z. Mena y las actividades económicas que se impulsarán son apicultura, comercio y manejo de residuos no peligrosos.
Reiteró el llamado para que estos recursos se apliquen de manera correcta para los programas que están etiquetados de apoyo social, con ello evitar desvíos de los mismos y sanciones.

Por último aseguró que en la actualidad se están evaluando mil 200 proyectos productivos para formar empresas sociales, para ello se está dando prioridad a la población de municipios más pobres del estado que se ubican en la Sierra Norte, Región Mixteca, Sierra Negra y Sierra Centro Oriente donde la pobreza es visible por lo que es urgente que se impulsen actividades innovadoras y estratégicas, para generar en el corto plazo, cadenas de valor que permitan del desarrollo de las mismas comunidades y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.