Sujetos desconocidos lanzaron una granada de fragmentación, con el seguro puesto, al Mercado Hidalgo. La aventaron desde un auto rojo en movimiento, al área de venta de ropa. Los comerciantes y los encargados de seguridad de inmediato avisaron a las autoridades policiales.
Elementos del grupo antiexplosivos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, retiraron el artefacto explosivo alrededor de las 23:15 horas, es decir una hora después de que fuera lanzado. Representantes de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre, consideran este hecho como un atentado.