NO te pierdas hoy por Tv Azteca, el gran final de la telenovela “Vivir a Destiempo”, con: Edith González, Humberto Zurita, Ramiro Fumazoni, Martha Verduzco, Andrea Noli entre otros, a las 21:30hrs por Azteca 13.
Paula Duarte lleva 22 años casada con Rogelio Bermúdez matrimonio que ha tenido muy pocos momentos buenos, y muchos malos. Rogelio, un hombre machista, dominante, egoísta y arrogante, se encargó de nulificar a Paula, prácticamente desde el momento en que se casaron. Paula conoció a Rogelio en la universidad, en un mal momento de su vida. Su padre murió, y acababa de dar por terminado su noviazgo con Alejandro Monroy, quien se fue a estudiar al extranjero, por lo que le pidió hicieran “una pausa” en su relación, creyendo que era lo adecuado en ese momento. Paula estaba muy enamorada de él. Su actitud la hirió profundamente, y decidió darse una oportunidad con Rogelio, creyendo que así lo olvidaría. Alejandro regresó unos años después, casado con Amparo Ávalos. Movido por la nostalgia, y por la situación difícil que atravesaba su matrimonio, intentó buscar a Paula, pero supo que estaba casada y tenía dos hijos. Se fue a Guadalajara a manejar negocios de su padre y no volvió a saber nada de ella.
La vida de Paula es un completo desastre pues gira por completo en el cuidado de su hogar, de su esposo, sus dos hijos: Daniel un joven problemático, inestable, que sufre de depresión, Tania una jovencita que se ha convertido en un constante dolor de cabeza y Carolina, madre de Paula que repela por todo, día y noche, y que exagera su enfermedad del corazón al máximo para manipular a quien se deje.
Cristina, gran amiga de Paula, piensa que Rogelio tiene una amante. Lo que nadie sospecha es que la amante es… Sonia ¡La hermana de Paula!
Por otro lado, en Guadalajara, Alejandro, tiene ya algún tiempo divorciado de Amparo y se traslada a México con Eduardo el hijo de ambos.
Eduardo, en la universidad, ha conocido a Tania, y enloquece por ella, por lo que es a través de ellos es que Paula y Alejandro vuelven a encontrarse. Vienen los reproches, las explicaciones, las dudas… la nostalgia. Y el amor va encontrando nuevamente su camino, sin que puedan evitarlo. Pero ese reencuentro se da en un momento inadecuado. Ella está casada y tiene una familia a la que no puede dejar. Amparo vuelve a aparecer, dispuesta a reconquistar a Alejandro, y él… decaído por el amor sin esperanzas que siente hacia Paula vuelve a caer… Por lo que tendrán que luchar contra todos los obstáculos y enredos para lograr ser felices y olvidar todo lo que vivieron “A destiempo”.