El Gobierno de la República trabaja para erradicar el embarazo en niñas y adolescentes,  afirmó el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al poner en marcha la tercera etapa de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes e Infecciones de Transmisión Sexual.
En el marco de la Conmemoración del Día Mundial para la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, el responsable de la política interior del país resaltó la necesidad de prevenir que niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años se embaracen y para ello es importante que cuenten con información de lo que ello implica, porque se quiere evitar “que una niña cuide de otra niña”, subrayó.
En presencia de alumnos de la escuela secundaria Isidro Fabela Alfaro número 963, y de la Secundaria Técnica, Industrial y Comercial Número 56, y de la Universidad de Estudios Superiores de Ecatepec, así como de maestros, directivos y funcionarios de los tres niveles de gobierno, el Secretario Osorio Chong consideró que esta problemática no es propia de comunidades lejanas, sino que puede presentarse en cualquier parte del país.
Indicó que en México nacen diariamente mil bebes de niñas y jóvenes de entre 10 y 19 años; esto representa que nacen 50 bebés por hora, por eso la tercera fase de la estrategia incluye una campaña de persuasión para que se denuncie cualquier abuso sexual.
El Secretario de Gobernación indicó que cuando no se escuchan las experiencias de quienes han tenido embarazos a temprana edad, cuando se piensa que solo se trata de un juego, esto trae consecuencias como abandono de estudios.
Por su parte el gobernador de la entidad, Eruviel Ávila Villegas, destacó la trascendencia del programa de prevención del embarazo en niñas y adolescentes, porque con sus campañas informativas es posible que cada vez menos niñas y jóvenes se embaracen e interrumpan su desarrollo a futuro.
A los estudiantes de secundaria ahí reunidos les refrendó el compromiso del Gobierno de la República de avanzar en prevención del embarazo en niñas y adolescentes; en la garantía de sus derechos a la educación y el acceso a servicios de salud que incluyen orientación e información en materia de salud reproductiva.
Por lo anterior se pone en marcha la tercera etapa de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes e Infecciones de Transmisión Sexual, que contempla disminuir el embarazo en niñas de entre 15 y 19 años así como erradicarlo en las menores de 14 años de edad.