Más allá de los discursos, lo que realmente cuenta son los resultados en los diferentes rubros para mejorar las condiciones de vida de la población, en lo referente a vivienda, hoy 2.1 millones de personas más tienen drenaje, 1.3 millones dejaron de vivir en hacinamiento y tienen al menos dos cuartos en sus casas, y 1.1 millones más tienen acceso al agua, informó el Presidente Enrique Peña Nieto.

Lo anterior al encabezar el evento en el que se firmó el Acuerdo Nacional del Fortalecimiento de la Vivienda, en el que destacó que 1.1 millones de personas más hoy tienen acceso al agua. “Son parte de los resultados que se han logrado con la política social que el Gobierno de la República ha emprendido”, señaló.

El Titular del Ejecutivo Federal destacó que “de los poco más de 9 millones de créditos que durante 45 años ha otorgado el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT), uno de cada cuatro se ha otorgado en esta Administración”.
“Este ha sido el Gobierno que mayor número de créditos ha otorgado desde el INFONAVIT para apoyar la adquisición de vivienda de las familias mexicanas”, resaltó.

Mencionó que ahora se está “reorientando la política para ampliar casi 70 por ciento el monto del crédito al que puedan tener acceso los trabajadores que cotizan al INFONAVIT”. Apuntó que, además, esto “nos va a permitir apoyar a quienes prácticamente no tenían acceso al crédito”, a quienes pueden acreditar ingresos de un salario mínimo. Esto nos va a permitir “que hoy dirijamos crédito a los sectores de menor ingreso”.

“Estas no son promesas, son realidades. Las personas de menor ingreso, quienes están en PROSPERA como beneficiarios, podrán tener acceso al crédito, e INFONAVIT ahora va a atender a ese sector, de un salario mínimo a 2.6 salarios mínimos de ingreso, para apoyarles con mayor crédito”, dijo.

Subrayó que “estas acciones forman parte de la política social y de la política en vivienda que el Gobierno de la República ha venido impulsando en beneficio de las familias mexicanas”.

Destacó que con la nueva Política Nacional de Vivienda “replanteamos los subsidios, los apoyos y los créditos a la vivienda para que fueran dirigidos, precisamente, a la construcción de vivienda cerca de donde la gente tiene su lugar de trabajo, o eventualmente para mejorar la vivienda que ya tenía”.

En el evento, en el que también entregó llaves y certificados de vivienda, el Presidente Peña Nieto atestiguó la firma del Acuerdo Nacional del Fortalecimiento de la Vivienda, signado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU); Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO); Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (CANADEVI); Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM); Asociación de Bancos de México (ABM); Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC); Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT); Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE); Sociedad Hipotecaria Federal (SHF); Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) y Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO).