• Pide realizar ajustes necesarios al gasto para mantener la solidez de las finanzas.

El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó ayer una reunión con su gabinete legal y ampliado para revisar las perspectivas económicas para los años 2016 y 2017, donde subrayó la necesidad de continuar con la disciplina presupuestal que permita mantener la estabilidad macroeconómica en el país, y que derive en mejores condiciones de bienestar para los mexicanos.
Resaltó que para hacer frente a los desafíos que impone la volatilidad e inestabilidad económica global, el Gobierno de la República continuará actuando con responsabilidad, teniendo siempre como prioridad el bienestar de la sociedad.
Recordó que el Gobierno Federal mantendrá una política de no aumentar impuestos y de no recurrir a mayor endeudamiento ante la previsión de menores ingresos petroleros, realizando los ajustes necesarios al gasto para mantener la solidez de las finanzas públicas, tal como lo indica el documento de Pre-Criterios 2016, enviado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Congreso de la Unión.
En la reunión, celebrada en la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Peña Nieto revisó también los compromisos y el cronograma de trabajo de cada una de las dependencias bajo los criterios presupuestales referidos, y se realizó una evaluación de lo alcanzado en los tres primeros meses del presente año.