El gobernador Tony Gali instruyó a los integrantes del Consejo de Protección Civil fortalecer las medidas de prevención para salvaguardar la integridad de la población de las siete regiones del estado, ante el inicio de la temporada de lluvias.

Como parte de estas acciones, la administración estatal, en coordinación con la federación y los municipios, mantiene un trabajo permanente en los nueve Centros de Mando que se instalaron en la entidad, para garantizar la seguridad de los habitantes, en caso de presentarse algún fenómeno meteorológico.

Adicionalmente, se estableció un monitoreo permanente del volcán Popocatépetl, debido al incremento de su actividad después del sismo del pasado 19 de septiembre. También se realizan estrategias de difusión de información a la población para que conozca los riesgos y las rutas de evacuación.