• Ante el incremento alarmante de los delitos de alto impacto en Ciudad Serdán el gobierno del estado tomó el mando de la seguridad en aquel municipio.
• El decreto establece que el estado estará a cargo por tiempo indefinido pero que estas acciones no podrán rebasar el 31 de diciembre del año en curso.

Odilón Larios Nava. – El gobierno del estado, por medio de un decreto del gobernador Antonio Gali Fayad, signado también por el Secretario General de Gobierno Diódoro Carrasco Altamirano y su similar de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado Jesús Morales Rodríguez, tomaron el control de la seguridad en Ciudad Serdán (Chalchicomula de Sesma) por tiempo indefinido.
El incremento significativo de la delincuencia, principalmente delitos de alto impacto en la zona, pone en riesgo a la población y ante ello el gobierno del estado tomó la determinación de hacerse con el control de la seguridad en aquel municipio.
El decreto, según lo indicó Diódoro Carrasco, es por tiempo indefinido, hasta que se reestablezcan las condiciones de seguridad en la región, pero esta medida no podrá exceder el 31 de diciembre del 2018.
Este jueves Puebla despertó con la noticia que las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Fiscalía General del Estado (FGE) estaban realizando la toma de las instalaciones policiales de Ciudad Serdán.
Los reportes oficiales informaron que el subinspector municipal de seguridad pública Ignacio T. Ga., fue detenido por contar en su contra con una orden de aprehensión por los delitos de lesiones y abuso de autoridad. Además, las autoridades informaron que se ostentaba como policía portando una credencial apócrifa al parecer firmada por el edil con licencia Juan Navarro. Por si fuera poco, las autoridades indicaron que al momento de la detención portaba un arma de fuego para lo cual no cuenta con licencia.
Además 34 policías fueron asegurados y el director de esa corporación. Todos ellos fueron llevados al Centro de Control de Confianza para verificar si cuentan con la documentación que los acredite como policías o si son “cachirules” o policías “patito”. Aquellos que no demuestren ser policías legalmente acreditados sufrirán la misma suerte que los uniformados de Texmelucan, es decir que serán puestos a disposición de las autoridades ministeriales y judiciales.

EL COMUNICADO OFICIAL

La mañana de este jueves 21 de junio se realizó un operativo en la presidencia del municipio de Chalchicomula de Sesma, encabezado y coordinado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno del estado de Puebla, en el que participaron el Ejército Mexicano, el área de inteligencia de la Policía Federal y la Fiscalía General del Estado.
Derivado de lo anterior, en rueda de prensa del gabinete de seguridad, el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano; de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez y el Fiscal Regional de Investigación, Jaime Huerta Ramos, dieron a conocer que se mantiene un trabajo contundente de prevención y combate al delito, como el gobernador Tony Gali ha instruido.
De esta manera, en los últimos meses se ha ejecutado un proceso continuo de depuración, debido a la alteración del orden público y social en algunos municipios. En el caso concreto de Chalchicomula de Sesma, se detectaron casas de seguridad, robo a trenes y a transporte de carga, así como elementos de la policía municipal no registrados en el Sistema Nacional, además de un aumento en denuncias por delitos de alto impacto, que suman 234 de enero a mayo del presente año.
Por ello, como parte de la estrategia de seguridad pública que realiza el Grupo de Coordinación Puebla, con el respaldo del gobierno federal, se valoró una situación excepcional que pone en riesgo la paz social de la población en dicho municipio, en consecuencia y con base en las facultades que la Constitución concede al gobernador del estado, se publicó y se hizo entrega a las autoridades municipales el decreto correspondiente, donde se asume el mando de la seguridad pública, a través del director general de la Policía Estatal Preventiva, a quien se ha nombrado delegado para tales efectos, hasta el 31 de diciembre de este año, a fin de garantizar el bienestar de los habitantes.
En el operativo que se realizó -en un marco de respeto a los Derechos Humanos del personal policial- fueron asegurados 35 elementos y trasladados al Centro de Control de Confianza de Puebla, para realizarles las pruebas correspondientes.
Asimismo, fue detenido Ignacio “N”, quien contaba con una orden de aprehensión y fungía como supervisor de la SSP municipal de Chalchicomula de Sesma, cargo que no existe en la estructura de la policía, además de portar una identificación apócrifa y un arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, por lo que fue trasladado a la Fiscalía General de Estado.
Finalmente, en la sesión de preguntas y respuestas se puso de manifiesto que este tipo de acciones continuarán, de ser necesarias, de acuerdo a las condiciones que priven en cada uno de los municipios de la entidad.