Más de 10 mil personas provenientes de municipios periféricos a Teziutlán, participaron en la Asamblea Informativa con Delegados del Gobierno de la República, en donde los funcionarios federales informaron las respectivas acciones gubernamentales realizadas como parte de la estrategia de inclusión, la Cruzada Nacional Sin Hambre, los montos económicos invertidos y la cantidad de personas beneficiadas durante el actual sexenio federal.
En dicha Asamblea, el Subsecretario de Vivienda de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, estuvo acompañado de los Delegados del Gobierno de la República en Puebla, Juan Manuel Vega Rayet de la SEDESOL, Alberto Jiménez Merino de SAGARPA, Román Lazcano Fernández de la SEDATU, Sandra Paola Rodríguez Gómez del ISSSTE, Graciela Juárez García, Delegada de PROSPERA, Programa de Inclusión Social, Esperanza Martínez González, Delegada de FONART, Humberto Aguilar Viveros, Delegado de CONAFOR, Juan de Dios Bravo Jiménez, Gerente de LICONSA, René Torres Sosa, Gerente de DICONSA, así como representantes de las Delegaciones del IMSS y la CDI, quienes dieron a conocer los avances en los programas sociales por medio de los cuales se impulsan el desarrollo comunitario y la participación social.
El Subsecretario de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, reiteró que la conjunción de voluntades entre los representantes de los distintos niveles de gobierno ha hecho posible que México se esté moviendo hacía el desarrollo igualitario, erradicando la pobreza y el hambre, en este sentido, reconoció el esfuerzo del Presidente de la República Enrique Peña Nieto y de los Presidentes Municipales que están colaborando para beneficiar a todos los ciudadanos, pero en especial a los que viven en situación de pobreza extrema.
Por su parte el Delegado de Desarrollo Social en Puebla, Juan Manuel Vega Rayet, dio a conocer que el Gobierno de Enrique Peña Nieto ha invertido 61 millones 290 mil pesos, para la materialización de 3 mil 528 acciones a través de la ejecución de obras aterrizadas en polígonos de 7 municipios de la Sierra Nor- Oriental, donde habitan personas con mayor grado de marginación.
Detalló, también, que en Atempan, con una inversión de 27 Millones 890 pesos, a través del Programa de Zonas Prioritarias se entregaron 272 acciones de Estufas Ecológicas, 250 acciones de Drenaje Sanitario, 900 Techos de Fibrocemento, 100 Baños Ecológicos 100 Captadores de Agua Potable, 50 acciones de Agua Potable, beneficiando a un total de 8 mil 360 pobladores. En Ayotoxco de Guerrero, con una inversión de 2 millones 395 mil pesos fueron entregados 100 Techos de Fibrocemento y 58 acciones de Agua Potable, en beneficio de 790 pobladores, mientras que en Chignautla con una inversión de un millón 713 mil 566 pesos se entregaron 50 estufas ecológicas, y 100 techos de fibrocemento en beneficio de 750 habitantes de varias localidades. En Hueyapan, Mil habitantes de la localidad de Buena Vista se beneficiaron con la entrega de 220 estufas ecológicas, la construcción de una obra de agua potable en la localidad de Coyotepec, la construcción de drenaje sanitario en la localidad de Paso Real, el equipamiento y rehabilitación del Centro Comunitario de Aprendizaje, en la localidad de la Aurora, la entrega de 635 techos de fibrocemento, así como la entrega de 100 captadores de agua potable, dichas acciones fueron ejecutadas con una inversión superior a los 20 millones de pesos en beneficio de 5 mil 375 pobladores. En Tételes de Ávila Castillo, se realizó la obra de Drenaje Sanitario en la localidad de Texcalaco, con una inversión de 931mil pesos. En Xiutetelco con una inversión de 414 mil pesos se rehabilitaron y equiparon 2 Centros Comunitarios de Aprendizaje, ubicados en la localidad de Xaltipan y Atecax, mientras que en Zoquiapan con una inversión de 7 millones de pesos fueron entregados 150 acciones de Techos para habitantes de la localidad de Zaragoza y 300 Techos para la localidad de Zoquiapan.
Por lo anterior, Vega Rayet refirió que la política social se está transformando para focalizar sus acciones a quienes más lo necesitan evolucionando de una política meramente asistencialista a otra que combate la pobreza a partir de un impulso a la productividad.