• Urge el programa de reemplacamiento para detectar vehículos que se usan para delinquir, dice Castro Corro

 

 

Por Jesús Lemus/Puebla

La reducción del 3.8 por ciento la deuda directa que tiene el gobierno de Puebla, además de que 400 mil automóviles no están registrados en el estado y que servirían para delinquir, forman parte de los datos revelados a través de la titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro.

Lo anterior se desprende en la tercera comparecencia en el Congreso local, donde dijo que el INEGI reporta que en el estado hay un millón 700 mil vehículos, pero la administración a cargo de Miguel Barbosa Huerta, solo identifica un millón 300 mil unidades registradas en los 217 municipios.

Es por lo anterior, que defendió el programa de reemplacamiento que se ejecutará en los siguientes meses, para garantizar un padrón actualizado que permita descartar algún escenario delictivo mediante el uso de automóviles.

Sobre el tema de la deuda pública, la funcionaria explicó ante los diputados que hasta el corte del 30 de noviembre de 2019, ascendía a 5 mil millones 161 millones 997 mil pesos de deuda directa, mil 516 millones 630 mil pesos de deuda avalada o contingente y 249 millones 790 mil pesos de deuda sin aval ni garantía estatal.

Dijo que las cifras anteriores no están vinculadas con los Proyectos para la Prestación de Servicios (PPS), las cuales ascienden a 39 mil millones 514 mil pesos en temas como la RUTA, Ciudad Modelo Audi, Museo Internacional Barroco, Centro Integral de Servicios (CIS), entre otras.

Cuestionada sobre los nuevos impuestos que entraron en vigor este 2020 en el Impuesto Sobre la Nómina (ISN), Loterías y Juegos, además de Hospedaje, la titular de la dependencia indicó que se recaudarán unos 3 mil millones de pesos aproximadamente, los cuales se enviarán directamente al combate a la inseguridad.

Castro Corro reveló que en los primeros cinco meses de gestión se presentaron 5 denuncias por operaciones con recursos de procedencia ilícita por un monto de 739 millones 253 mil pesos ante la Unidad de Investigación Especializada en Delitos de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En el combate del contrabando, se retiró mercancía ilegal con un valor aproximado de 42 millones 143 mil pesos, entre los que destacan el decomiso de 32 mil 282 kilogramos de ropa; 343 mil 835 de material audiovisual y estuches; 20 mil 445 piezas de autopartes, celulares, electrodomésticos, herramientas, bebidas alcohólicas y maquinaria; 15 vehículos de procedencia extranjera, así como, 495 pares de calzado nuevo.