El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, refrendó el compromiso del gobierno federal de mantener una relación y diálogo abierto con cualquier agrupación religiosa y credo.

Ello, luego que el responsable de la política interna del país asistió a la comida que ofreció la Arquidiócesis Primada de México al cardenal Carlos Aguiar Retes, con motivo del inicio de su ministerio como arzobispo primado de México.

Navarrete Prida, quien acudió en representación del presidente Enrique Peña Nieto, estuvo acompañado de la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Patricia Martínez Cranss, se informó en un comunicado.

En las instalaciones de la Plaza Mariana de la Basílica de Guadalupe, funcionarios eclesiásticos, gobernadores, funcionarios federales y empresarios, le dieron la bienvenida al nuevo representante de la Iglesia Católica en México, luego de que el papa Francisco lo designará en este cargo, el 7 de diciembre pasado.