Texto y Fotos: Carlos Linares Mendoza
DESDE muy temprano largas filas de automovilistas se hicieron en la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, con dirección a la zona de los estadios, el motivo principal, la gira “90´s Pop Tour”, que estaría llegando a Puebla.
El reloj marcaba las 21:14hrs, las luces se apagaron y con el tema “Ritmo de la noche”, salieron JNS, Fey, Irán Castillo, Ov7, Caló, The Sacados, Aleks Syntek y Pablo Ruiz, para dar paso a “No puedo más”, tema de Caló, quienes con grandes coreografías, mostraron que están de vuelta y con el pie derecho.
Las sensuales y guapas chicas de JNS antes Jeans cantaron “Entre azul y buenas noches”, siguió “Colegiala” y subió al escenario Pablo Ruiz con su tema “Uoh Mamá”, que aunque no es un cantante de la década de los 90´s, se unió a la gira.
Uno de los momentos inesperados se vivió cuando Dario (The Sacados), cantaba “Pensando en esa chica” a dueto con Irán Castillo, casi al final de la canción tremenda caida sobre el escenario vivió la también actriz, ocasionando los aplausos de todos los asistentes, Irán no paró de cantar y siguió como toda una profesional, haciendo que las diez mil almas congregadas en Acrópolis reconocieran su esfuerzo y profesionalismo sobre el imponente escenario.
El set lits continúo con “Intocable”, “Azucar amargo”, “Enloqueceme”, “Formas de amor”, “Yo por él”, “Solo vivo para ti”, “Un pie tras otro pie”, “Tu necesitas”, “Capitán”…
Escaleras electricas, elevadores, plataformas, luces, pantallas gigantes, toda una enorme producción en 360 grados llegó al Acrópolis, dejando satisfechos a todos los asistentes con el espectáculo, las JNS presentaron su nuevo tema “Aun sin ti”, posteriormente Aleks Syntek también cantó su actual éxito, “El ataque de las chicas cocodrilo”.
Uno de los momentos más especiales de la noche a parte de la caída de Irán Castillo se vivió cuando Lidia integrante de OV7, quien por cierto nació en Puebla, aunque radicó una parte en Chihuahua, pidió a los asistentes que hicieran una “ola” como en los estadios, pero no fue una, sino fueron cerca de 4 olas las que se generaron, era tanta la eufória y el éxtasis que la adrenalina estaba a todo lo que dá.
Le siguieron “Mis impulsos sobre ti”, “Tus besos”, “Me enamoro de ti”, “La noche se mueve”, “Duele el amor”, “El Cubo”, “Te pertenezco”, “De noche en la ciudad”, “Bikini a lunares amarillos”, “No es obsesión”, “Más de lo que te imaginas”, “Pepe”…
No dudaron en agradecer a los asistentes por el SOLD OUT, “No esperabamos más de Puebla, esta ciudad y estado que tanto nos han apoyado, gracias por el SOLD OUT”, comentó Ari Borovoy, integrante de OV7 y creador del concepto “90´s Pop Tour”.
Le siguieron “Me pongo mis jeans”, canciones cantaban a duetos, las intercalaban, era toda una fiesta noventera, en algunos temas salieron vestidos como en esa década se dieran a conocer como en su caso Fey con pantalón y camisa amarrada en la cintura de cuadros…
Una de las sorpresas de la noche se vivió cuando desde una plataforma salió Ernesto D´alessio para cantar su tema “Yo cambiaré”, que diera a conocer en la década de los 90´s, llevándose el aplauso de los asistentes, también vistió camiseta como en esa época se vestía.
“Estamos muy contentos de estar aquí con ustedes, Puebla ha sido una de las ciudades que una vez con ov7 visitamos ocho veces en un año, les tenemos mucho cariño”, mencionó la poblana Lidia.
Continuaron “Media naranja”, “Vuela más alto”, “Ponte atento”, “Te quiero tanto tanto tanto”, con este tema todos los asistentes encendieron sus celulares como si fueran velas, siguieron con “Shabadabada”, “Sexo, pudor y lágrimas”, “Enferma de amor”, “Mírame a los ojos”, para concluir la celebración con el tema “Muevelo”, en medio de aplausos de los diez mil asistentes luciendo un Acrópolis abarrotado como pocas veces se ve.
Cabe señalar que Litzy no estuvo presente y tampoco Erik Rubín; lugares que fueron ocupados por Irán Castillo y Pablo Ruíz, por cierto era de esperarse la mala organización para con la prensa y ni qué decir de la gente que estando en gradas se pusieron de pie como si no pudieran ver, ocasionando que personas mayores no apreciaran el espectáculo por la imprudencia de sujetos que se comportan como si nunca hubieran ido a un evento.