Dulce Gómez

El regidor priista, Iván Galindo Castillejos, evidenció que el Ayuntamiento de Puebla gastó más de 1 millón de pesos en la evaluación que determinó si disminuyó o no la incidencia delictiva con la restricción de horario de venta de alcohol en tiendas de conveniencia.

En este sentido, criticó el actuar del gobierno municipal y es que afirmó que los regidores del PRI no estaban enterados del monto erogado.

El también presidente de la Comisión de Servicios Públicos comentó que la administración municipal –al frente de Luis Banck Serrato- sufre de “estuditis” debido a que gasta cantidades elevadas para la realizar estudios de “lo obvio”.

“La verdad nos toma por sorpresa a nosotros los regidores del PRI sobre todo porque es más “estuditis”. La dinámica de esta administración es que para todo hace estudios y estudios caros. Además, contantemente hacen profundos y exhaustivos análisis de lo obvio”, enfatizó.

Por lo anterior, Iván Galindo adelantó que solicitará más información al respecto y en su momento emitirá una declaración.

El cabildante del tricolor, dijo no entender por qué la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) no ejecutó dicho análisis.

“Los resultados de saber si la medida que tomó el Cabildo tuvo impacto en la incidencia delictiva pues los debe aportar la SSPTM. 1 millón 100 mil pesos por este estudio se nos hace excesivo y fuera de lugar”, finalizó.

El programa piloto de restricción de venta de alcohol se puso en marcha el pasado 15 de agosto. De lunes a miércoles es de 8:00 a 2:00 horas del día siguiente; mientras que, de jueves a sábado de 8:00 a 3:00 horas, y los domingos, el día más afectado, es de 8:00 a 20:00 horas.