• La atención en las noches les generaba un alto riesgo y graves pérdidas económicas

 

Por Patricia Moreno Sánchez

 

Por inseguridad un 15% de las gasolineras decidieron cerrar y no ofrecer el servicio nocturno, informó Luz María Jiménez, presidenta de Gasolineros Unidos de Puebla y Tlaxcala (GUEPT)
Lo anterior en rueda de prensa, en la cual aseguró que perdían más recursos por ofrecer el servicio en las madrugadas y lo más grave es que el personal está en constante riesgo.
Agregó que además los concesionarios sufren constantes robos que van de 5 a 10 robos con violencia, con montos de 3 mil pesos a 4 millones de pesos, mientras las autoridades se mantienen “sordas a sus llamados de auxilio”, aseguró.
En esta misma rueda de prensa, expuso que de 30 unidades que tenían los concesionarios para el traslado del combustible de las grandes estaciones de servicio de Veracruz, solo les quedan 2 a causa de la delincuencia organizada.

La presidenta de la GUEPT, expuso que las campañas en contra de los gasolineros, por supuesta venta de litros incompletos y por la supuesta vinculación de los empresarios del ramo con el huachicol, está impactando de forma negativa al sector, en este sentido, dijo que en los próximos años los gasolineros pueden desaparecer y dejar de contribuir al desarrollo económico del estado.