• Empleados de Gas Uribe acusaron haber sido vapuleados por trabajadores de Gas Uno en San Pablo Xochimehuacan.
• Temen más agresiones, dicen tener conocimiento que los jefes de Gas Uno les han dado patente de corso para tacar a la competencia.

Odilón Larios Nava.- Surgió una guerra entre repartidores de empresas gaseras, el día de ayer empelados de Gas Uribe acusaron haber sido vapuleados y amenazados por sus similares de Gas Uno. La agresión, según los hombres heridos, se debió a que Gas Uno quiere monopolizar las rutas de reparto del carburante. Por ello la mañana de ayer cuando se encontraron en la demarcación de San Pablo Xochimehuacan se dio la agresión antes señalada.
Los golpeados aseguraron en entrevista que el problema radica en que Gas Uno no quiere que vendan en esa zona de la ciudad por lo que les habrían advertido que a toda costa no los van a dejar vender en esas rutas.
Los reportes que dieron a conocer los trabajadores de Gas Uribe indican que los repartidores de Gas Uno y presuntos golpeadores que tienen contratados, juntos sumaban cerca de 100 sujetos, arremetieron contra no más de 10 trabajadores de Gas Uribe.
Los vecinos se alarmaron ante el fuerte encontronazo entre los trabajadores de ambas empresas y por ello avisaron a la policía, sin embargo los uniformados no intervinieron y no pudieron detener a nadie de los presuntos agresores, pues los superaban ampliamente en número. Algunos vecinos reportaron que incluso hubo detonaciones de armas de fuego al aire durante la riña tumultuaria, que calificaron más como una paliza.
Hombres que se identificaron como trabajadores de Gas Uribe dijeron que Gas Uno pretende conservar el monopolio de la venta en el lugar y por ello supuestamente ha mandado a sus empleados a impedir que Gas Uribe entre a vender a sus rutas de venta.
Los lesionados por golpes fueron atendidos por paramédicos de SUMA y Protección Civil Municipal, quienes en el sitio brindaron las atenciones a aquellos que lo requirieron. Ninguno de los heridos requirió que lo trasladaran a algún hospital.
Según los reportes que proporcionaron los propios trabajadores de Gas Uribe – a los de Gas Uno no se pudo entrevistar porque huyeron del lugar – indicaron que todo comenzó alrededor de las 10:00 horas en la calle Refugio Rodríguez en la colonia Santa María La Rivera, de la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, cuando hacían labor de reparto de carburante.
Ene se momento se habrían encontrado con empleados de Gas Uno, los cuales los golpearon y se dieron a la fuga. Minutos después llegaban cinco vehículos de Gas Uribe a auxiliar a sus compañeros, pero en ese momento también arribaron como 100 personas en vehículos de Gas Uno, quienes los atacaron a golpes y pedradas.
Seis trabajadores de Gas Uribe resultaron lesionados. De acuerdo con su decir han sufrido diversos ataques de esta naturaleza durante las últimas semanas, y afirman tener informes que los jefes de los repartidores de Gas Uno les han ordenado que saquen a la competencia de las rutas de reparto, que incluso saben que les han dicho que no importa si se llevan a alguien de por medio