Las familias beneficiarias del PROSPERA Programa de Inclusión Social, tienen garantizada la entrega de sus apoyos económicos en Ajalpan, Puebla, pese a los hechos ocurridos el pasado 19 de octubre, donde fueron sustraídos y quemados equipos de cómputo y documentación oficial de una parte de las 37 mil familias que se atienden en la región; sin embrago, no está en peligro la entrega de recursos a las y los beneficiarios.
Por instrucciones de la Coordinadora Nacional del Programa, Paula Hernández Olmos, se llevó a cabo el traslado de la Unidad de Atención Regional (UAR) 2114, que se encontraba en esta población, hacia el municipio de Tehuacán, donde ya está brindando atención, y de inmediato se procedió a la recuperación de datos y documentación.
PROSPERA lleva a cabo un estricto control en los procesos operativos que tiene establecidos y mantiene actualizada en su servidor la base de datos de las familias beneficiarias, lo que permitirá que la recuperación de información se realice en el menor tiempo posible.
La UAR 2114 que hoy se encuentra en Tehuacán, ubicada en la avenida Reforma Norte, en donde anteriormente se encontraban las instalaciones de la Cruz Roja, atiende actualmente a 37 mil familias de PROSPERA y del Programa de Apoyo Alimentario, que viven en 342 localidades de los municipios de Ajalpan, San Francisco Altepexi, Coxcatlan, Santa María Coyomeapan, San Miguel Eloxochitlan, San Antonio Cañada, San Gabriel Chilac, San José Miahuatlán, Tlacotepec de Porfirio Díaz, Zinacatepec y San Pablo Zoquitlán.
Ante los daños que sufrió el patrimonio federal, se presentó una denuncia ante el Agente del Ministerio Público de la Federación por “daño en propiedad ajena sobre bienes muebles nacionales, robo y otro que resultare cometido en agravio de PROSPERA Programa de Inclusión Social órgano descentralizado de SEDESOL”, a fin de que se esclarezcan los hechos y se castigue a quienes resulten responsables.