El gobierno del Estado de Puebla garantiza la seguridad y respeto a los Derechos Humanos de los migrantes que arriban y cruzan por territorio poblano, además de brindar la ayuda humanitaria necesaria a su paso hacia Estado Unidos.

 

En las últimas horas, fueron atendidas alrededor de 550 personas provenientes de Honduras, El Salvador y Nicaragua, y se espera la llegada de unos mil 600 más.

Hasta el momento han sido habilitados los albergues de las parroquias “La Asunción”, y “Nuestra Señora de los Desamparados”, pero se tienen considerados tres más, en caso de ser necesarios: el Polideportivo Xonaca y las iglesias de Guadalupe y San Felipe Hueyotlipan.

 

Las tareas de atención a migrantes coordinan los esfuerzos de la Secretaría General de Gobierno y en ellas participan las Secretarías de Salud, Seguridad Pública, la Fiscalía General del Estado, la Comisión de Derechos Humanos y el Instituto Poblano de Atención al Migrante.

 

En ese marco, conforme al protocolo de atención, la Secretaría de Salud brinda atención médica gratuita, la mayoría por afectaciones a las vías respiratorias, agua potable y kits de aseo personal, entre otros servicios.

 

La SSP resguarda, en todo momento, la seguridad y la estancia de los migrantes a su paso por territorio poblano. Al respecto, personal de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla, en coordinación con personal de la Subsecretaría de Prevención del Delito de la SGG, vigilan que el trato a los migrantes sea cálido y respetuoso de sus Derechos Humanos y garantías individuales.