Al participar en una Comida de Trabajo de la Cumbre de Líderes del G20, en la que se abordó el tema de Comercio y Energía, así como el Comunicado y la Adopción del Plan de Acción de Antalya, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que en la actual coyuntura de bajo crecimiento de la economía global, las naciones del Grupo de los 20 deben renovar esfuerzos para facilitar e incrementar su comercio.
Dijo que “el crecimiento económico sostenido e incluyente que buscamos requiere un comercio internacional más dinámico, lo mismo que energía suficiente, limpia y a menores costos”, y subrayó que “así lo hemos hecho en México”.
Precisó que no obstante que hoy para México el comercio total representa 63 por ciento del PIB, colocándose como la 5ª economía más abierta del G20, “hemos buscado ampliar aún más nuestra red de tratados comerciales”.
El Primer Mandatario mexicano celebró que los esfuerzos del G20 para fortalecer el crecimiento económico global incluyan un renovado compromiso con el sistema multilateral de comercio y con políticas de mayor eficiencia energética, que contribuyan a frenar el cambio climático.
La comida de trabajo de los jefes de Estado y de Gobierno fue la última actividad de la Cumbre de Líderes del G20, por lo que se adoptó el Comunicado y el Plan de Acción de Antalya. Manifestó su reconocimiento al liderazgo de Turquía como Presidente del G20, y auguró el mayor de los éxitos a China, que asumió esa responsabilidad.
Señaló que México celebra la adopción del Comunicado y del Plan de Acción de Antalya, que ratifica el compromiso del G20 para elevar el crecimiento y el potencial de las economías.
Asimismo, el Presidente Enrique Peña Nieto se congratuló por el compromiso del G20 para que en la COP-21, a celebrarse en París, se acuerden las bases de un nuevo marco global vinculante para enfrentar el cambio climático.
Expuso que en lo que va de su Administración, se ha firmado un TLC con Panamá, se ha concretado un acuerdo comercial con la Alianza del Pacífico, “y concluimos las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP)”.
En su exposición, informó que “cuando entren en vigor, contaremos con 13 TLC y acceso a mil 309 millones de potenciales consumidores, en 52 países”.
México y Turquía revisan estado de la relación bilateral

En el marco de la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (G20), en esta ciudad, el Presidente Enrique Peña Nieto se reunió con su homólogo de la República de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, con quien revisó el estado de la relación bilateral.

Durante el encuentro, celebrado en la sede del cónclave de los jefes de Estado y de Gobierno, conversaron en torno a las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio entre México y Turquía, y manifestaron que éstas avanzan de manera satisfactoria para las dos naciones.

Por otra parte, ambos destacaron su interés por continuar con la consolidación de una relación profunda y multidimensional entre las dos naciones, que en 2014 tuvieron un intercambio comercial de más de 888 millones de dólares.

Desea EPN éxito a Xi Jinping en su gestión
para la próxima presidencia China del G20

El Presidente Enrique Peña Nieto sostuvo una reunión con el Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, el cual permitió a los mandatarios hacer una revisión de los avances alcanzados en la agenda bilateral, a un año de la Visita de Estado del Presidente de México a China.

El Mandatario chino calificó la reunión con el Presidente Enrique Peña Nieto como “un encuentro entre viejos amigos”, y expresó que su país está dispuesto a seguir estrechando la amistad entre ambas naciones.

Por su parte el Presidente de México expresó sus mejores deseos para la próxima presidencia china del G20 y ofreció compartir la experiencia mexicana para abonar al éxito de la gestión. Especialmente ofreció apoyo para la reunión de este mecanismo que se llevará a cabo en septiembre del año entrante.

El Presidente Xi Jinping afirmó que China tiene interés en importantes proyectos de inversión en México. Destacó a las Zonas Económicas Especiales‎ (ZEE), que propuso el Titular del Ejecutivo Federal al Congreso; se trata de un nuevo modelo de desarrollo para el sur del país que permitirá atraer inversiones, generar empleos y elevar la calidad de vida de sus habitantes.