* Conmemora el104 Aniversario de la Marcha de la Lealtad.

El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó ayer la ceremonia conmemorativa del 104º Aniversario de la Marcha de la Lealtad, gesta protagonizada por los cadetes del Heroico Colegio Militar, quienes escoltaron al Presidente Francisco I. Madero en su traslado del Castillo de Chapultepec al Palacio Nacional, el 9 de febrero de 1913.

El General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, orador oficial en la ceremonia realizada en el Patio Principal del Castillo de Chapultepec, subrayó que para las Fuerzas Armadas, “lealtad e institucionalidad son guías permanentes de nuestro actuar, alejados de pretensiones políticas; de respaldo absoluto a los gobiernos elegidos democráticamente; y siempre sujetos al poder civil que, constitucionalmente, los ciudadanos nos hemos dado”.

El Secretario de la Defensa Nacional aseguró que “ante escenarios complejos, las Fuerzas Armadas seguiremos siendo, y dando prueba, de que somos sólido soporte para la viabilidad del país”, y refrendó su compromiso con la Nación ante cualquier eventualidad.

Ante integrantes del Gabinete del Ejecutivo Federal, Generales y Almirantes reiteró: la lealtad y la institucionalidad de las Fuerzas Armadas “son auténticas y permanentes, sin contradicciones, sin engaños, sin mentiras, sin condiciones, siempre al servicio de este gran país, siempre al servicio de los mexicanos y de sus instituciones”.

En el evento, el Primer Mandatario pasó Lista de Honor a los seis integrantes del Heroico Colegio Militar que en 1847 murieron en defensa del Castillo de Chapultepec, donde se ubicaba el Colegio Militar: el Teniente Juan de la Barrera y los Cadetes Juan Escutia, Francisco Márquez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca y Vicente Suárez, así como a los alumnos de la Escuela Naval Militar que murieron en 1914 en la defensa del Puerto de Veracruz: Teniente José Azueta y Cadete Virgilio Uribe.