Por Jesús Lemus/Puebla
Una actualización mensual del padrón de socios y choferes que presten el servicio de taxi ejecutivo, investigar posibles antecedentes penales de conductores en otros estados, que el usuario comparta con algún conocido en tiempo real su viaje dentro de estas unidades y pruebas de control de confianza cada 6 meses, son algunos de los requisitos que establece la reforma a la Ley del Transporte propuesta por el gobernador Antonio Gali Fayad para robustecer la operatividad de empresas como UBER, Cabify, Easy Taxy o cualquier otra que quiera trabajar en el territorio poblano.
Lo anterior viene estipulado en la iniciativa del mandatario poblano que se presentará de manera formal este miércoles en la sesión del Congreso del Estado y que forma parte de las nuevas reglas operativas de estas empresas, luego de que choferes de UBER y Cabify se vieron involucrados en las últimas semanas en los asesinatos de dos alumnas de la BUAP y UPAEP en la capital poblana.
Para investigar los antecedentes de los futuros choferes de taxi ejecutivo, las Empresas de Redes de Transporte (ERT); es decir, quienes presten el servicio con aplicaciones móviles, “deberán realizar una búsqueda de antecedentes en bases de datos multijurisdiccionales públicas (una especie de base de datos) disponibles a través de un tercero contratado por estas”; es decir, por UBER, Cabify, Easy Taxy o cualquiera otra empresa que quiera operar en Puebla.
La reforma a la Ley del Transporte que plantea el gobernador de Puebla, también estipula que los choferes deberán entregar a través de una institución pública o privada certificada cartas de antecedentes no penales cada medio año, exámenes toxicológicos, psicológicos, psicométricos y socioeconómicos.
Las ERT deberán cambiar el funcionamiento de sus aplicaciones, para que en cualquier momento del viaje, el usuario pueda compartir si así lo desea, información de su traslado en tiempo real con algún conocido a través de su celular.
Asimismo, los choferes de taxis ejecutivos a través de la figura de Empresas de Redes de Transporte, contarán con una constancia que acredite que se encuentran capacitados en materia de igualdad de género, no discriminación y derechos humanos, esto por alguna institución oficial en el estado de Puebla.
Los concesionarios, permisionarios y las ERT deberán informar a la autoridad competente, el nombre y datos personales de los conductores o choferes con quienes tengan relación para la explotación o prestación del Servicio Público de Transporte, del Servicio Mercantil y del Servicio Ejecutivo que se detallará de manera mensual.
Algo que ya sucedía pero ahora queda estipulado por Ley, es que las ERT están obligadas a dar a conocer al usuario toda la información respecto del conductor y unidad; es decir, nombre, fotografía, marca, placas y modelo del vehículo, tarifa estimada del viaje que se pagará de forma electrónica y calificación acumulada por el servicio brindado.