Dulce Gómez

La tarde-noche de ayer se registró una intensa lluvia acompañada de granizo en la capital poblana, que dejó como saldo inundaciones y caídas de árboles y automóviles varados.
Entre las zonas donde el agua rebasó su límite destacan las avenidas Fidel Velázquez, Vicente Suárez y Justo Sierra, respectivamente, así como la 31 Poniente, Estaban de Antuñano, entre otras.
En cuanto a automóviles varados destaca una combi y automóviles en la Avenida Margaritas. También, se registró la caída de árbol en la avenida Hermanos Serdán -frente al Intercontinental-.
En tanto, los vasos reguladores Puente Negro y Revolución Mexicana continúa en semaforo verde, sin que lo anterior represente un riesgo para la población.
En entrevista, el director de Protección Civil, Gustavo Ariza Salvatori, precisó que para la cantidad de lluvia que cayó en poco tiempo fueron menores las afectaciones y en esta ocasión sufrió la zona norponiente de la ciudad el embate de la precipitación pluvial.
Indicó que un total de cinco unidades de Proyección Civil junto con 20 personas especializadas en atención de emergencia siguen laborando para atender a los ciudadanos.