• Compañeros de los trabajadores que fueron semienterrados en calle Xalatla, en Cuautlancingo, informaron que fueron dados de alta este viernes.
Odilón Larios Nava.- Compañeros de los trabajadores que fueron rescatados en Cuatlancingo luego de quedar semienterrados, informaron que los afectados fueron dados de alta este viernes, por lo que se considera que están bien de salud. Lo anterior no fue confirmado por ninguna autoridad de Cuautlancingo, ya que no ha habido ningún posicionamiento por parte de ese ayuntamiento.
En forma anónima algunos de los trabajadores de la construcción, indicaron que se enteraron que sus tres compañeros que quedaron sepultados parcialmente dentro de una zanja cuando colocaban tubería de un colector pluvial, fueron dados de alta este viernes.
Señalaron que no se presentaron a trabajar porque les dieron el día libre y supuestamente se presentarán hasta el día lunes. Dijeron desconocer los nombres de los tres afectados, aseguraron que la mayoría de ellos sólo se conocen por apodos, pero supuestamente ellos eran nuevos trabajando en el lugar y por eso desconocen sus identidades.
Como se indicó en la edición anterior de este diario, fuentes cercanas al medio dieron a conocer los nombres de dos de los lesionados, se trata de: Alfredo Fernández Pérez, de 35 años de edad y Mariano Rodríguez, de 36 años de edad. Del tercero, las fuentes consultadas dijeron no tener el nombre, tampoco pudieron dar a conocer el nombre de la empresa responsable.
Cabe señalar que la zanja donde ocurrió el percance laboral este viernes ya se encontraba cerrada, pero no había cinta u otro señalamiento que confirmara si la obra fue o no clausurada. Por otra parte los trabajos dentro del residencial Las Terrazas continuaban con normalidad.
Por otra parte los vecinos informaron que ninguna autoridad se ha acercado para dar solución a la denuncia pública que hicieron sobre el peligro del canal pluvial que está abierto en la calle Xalatla, en Cuautlancingo, el cual piden que se cierre o que se coloquen protecciones. Por lo que insisten que ese canal tal como se encuentra actualmente es un peligro para los niños y peatones en general, incluso para las mascotas y los automovilistas, por lo que insisten en la exigencia en que el canal sea tapado o en su defecto que coloquen protecciones a ambos lados del mismo.