• La policía estatal al ver que con el hombre que hizo esta amenaza estaban dos niños, decidió retirarse para no poner en riesgo a los menores.

Odilón Larios Nava.- Habitantes del domicilio ubicado en la 9 Norte entre la 66 y 68 Poniente, de la colonia Guadalupe Victoria, lograron evitar que se realizara la diligencia de desalojo que había ordenado el Juez Segundo de lo Civil, amenazando con incendiar dos cilindros de gas en el segundo piso de la casa, en donde se encontraba un hombre en presencia de dos niños.
Cuando los policías del estado, que acudieron para dar resguardo a dichas diligencias, se percataron que estaba en juego la integridad de los niños, decidieron retirarse. Los uniformados informaron al abogado y a la parte que solicitó el resguardo, que ellos no pondrían en riesgo a los niños, por lo que procederían a retirarse.
Ante esa situación el abogado y su cliente ordenaron a los cargadores que descargaran todos los muebles y objetos que ya habían subido a dos camiones de mudanzas. De tal forma que esta es la segunda vez que se suspende este desalojo.
En la primera ocasión el desalojo no se llevó a cabo porque había sólo cinco policías de resguardo y eran varios los moradores y vecinos que se opusieron. En esta ocasión el abogado demandante manifestó en entrevista que fueron recibidos con cohetones, pero al llevar cerca de 20 policías de resguardo esto no impidió que comenzara la diligencia de desalojo.
Las diligencias avanzaron pero fue imposible sacar al varón del segundo piso, quien se parapetó con dos tanques de gas y amenazó con abrir las válvulas y prender fuego en caso de que no se retiraran, lo que preocupó a los policías estatales fue que este hombre tenía a dos niños con él.

LA VISIÓN DE LOS VECINOS

En entrevista con este diario una vecina se mostró indignada con el desalojo. Afirmó que la mujer que vive ahí Dolores Sainz, ha vivido ahí toda su vida, pues sus padres ahí tenían una panadería. Aseguró que esta mujer es de escasos recursos y que cuenta con tres hijos, uno de tres meses de nacido, otro de tres años y uno como de siete años.
La misma entrevistada mencionó que quien le pelea la casa es su hermano Antonio Sainz, de quien dijo tiene dinero y propiedades a diferencia de Dolores, sin embargo le está peleando esa casa.
La entrevistada también mencionó reciente mente murió el papá de ambos, Dolores fue quien lo cuidó en la enfermedad, sin embargo el hombre dejó la propiedad intestada y eso es el motivo de que ahora su hermano le pelee la casa.
Cabe señalar que Antonio ya cuenta con la orden de desalojo otorgada por el Juez Segundo de lo Civil, por