Por Ana Ruiz/ Puebla

Con la aprobación de la reforma energética, en 2015, los “gasolinazos” se frenarán según promesa del gobierno, confió el ex dirigente del colegio de contadores Públicos del Estado de Puebla, Francisco Romero Serrano.
De acuerdo al experto, y basado en las promesas del gobierno federal para que se aprobara dicha reforma, los aumentos a dicho combustible para el próximo año deberán ser en base a los índices inflacionarios.
Además, recapituló que a partir de 2018 se permitirá la importación de gasolinas y de esta manera se abrirá la competencia, beneficiando así a quienes periódicamente tienen que adquirirlas para trasladarse en sus propias unidades; o bien así, para los concesionarios.
Del mismo modo, Romero Serrano indicó que para 2019 los precios de las gasolinas quedarán sujetos a las fluctuaciones del petróleo y de los combustibles a nivel mundial; escenario que se vislumbra positivo para los mexicanos.
Reafirmó que estos son parte de los efectos positivos que se prometieron para que los legisladores federales aprobaran la reforma, aun cuando diversos grupos sociales se manifestaron en contra de la misma.