En la mixteca poblana hay que estimular el campo para que la tierra produzca y así poder sacar de la marginación y la pobreza esta zona del estado, que los gobiernos priistas y panistas sumieron, manifestó el candidato a gobernador por la Coalición Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, tras sostener una reunión con vecinos del municipio de Huatlatlauca.

“A este sector se le tiene que estimular para que produzca, se le tiene que plantear estrategias para que los productores tengan un cambio, además del campo, se apoyará a los artesanos, a los agricultores, a los emprendedores, a través de un gobierno sensible que atienda a todos los sectores de la sociedad”, expresó.

En un evento multitudinario, acompañado por el candidato a senador de la República, Alejandro Armenta Mier, Miguel Barbosa dijo que en cada región del estado habrá un hospital con todos los servicios, médicos, enfermeras y medicamentos; además, en cada región habrá un campus universitario, y se comprometió a recuperar la seguridad pública que se perdió para regresar la paz y la tranquilidad a la población.

No entiendo como un gobierno panista o priista pudieran seguir gobernando después de la realidad que viven en la mixteca poblana, con quienes no tienen ninguna coincidencia, con quienes los dejaron abandonados, sumidos en la pobreza y sin desarrollo.

Señaló que este sector está conformado por 51 municipios con problemas de desempleo, abandono del campo y con un alto porcentaje de migración de jóvenes a los Estados Unidos. En este punto de la entidad poblana se requiere, dijo, el mantenimiento de carreteras y la construcción de un campus universitario, así como gestionar el asentamiento de empresas para la generación de empleos.

Esta zona de la mixteca cuenta con un registro alto de ingresos de remesas de los migrantes que se encuentran en la unión americana y con las que se impulsa la economía de este sector; sin embargo, no se han articulado los esfuerzos para lograr el desarrollo de la zona, añadió Barbosa Huerta.

Indicó que se tiene que trabajar de manera conjunta entre la gente y el gobierno para crear mejores condiciones en el campo y la producción agrícola, industrial y ganadera con estímulos fiscales a la gente que ofrecen empleo.