• El objetivo es que los delincuentes no  puedan vender o empeñar artículos de dudosa procedencia

 

Marco Fierro

 

Con el objetivo de evitar el lavado de dinero, para el 2020, el gobierno municipal busca endurecer los requisitos que tienen que solicitar las casas de empeño a sus clientes al momento de recibir como prenda: celulares, tablets, Ipads y laptops de dudosa procedencia, para acreditar su propiedad de estos artículos.

Al respecto, la regidora Ana Laura Martínez  Escobar, manifestó que el objetivo es que los delincuentes no  puedan vender o empeñar artículos de dudosa procedencia, esto a  fin de contribuir a la disminución de la conducta delictiva tipificada como robo.

Señaló que se instruirá a la Dirección de Normatividad y Regulación Comercial colabore con las comisiones de reglamentación municipal y seguridad ciudadana para analizar, estudiar e implementar los registros necesarios que deben solicitar las casas de empeño a sus clientes al momento de recibir una prenda.

“El objetivo es endurecer los requisitos que deben solicitar las casas de empeño a sus clientes al momento de recibir como prenda. También para este punto proponemos que se elevaren los dictámenes correspondientes y se presente en la sesión del mes de febrero”, dijo.

En tanto, la regidora del Pan, Augusta Díaz de Rivera, quien se pronunció  a favor de la iniciativa, consideró que no todas las personas que acuden a una casa de empeño para salir de algún apuro económico cuentan con la factura del bien que se va a empeñar, por lo que propuso  tiene que haber una flexibilidad para no contemplar citado requisito.

“Creo que pedir una factura, aunque se entiende bien cuál es el espíritu de este acuerdo, creo que impediría a muchas personas poder empeñar algún articulo para salir del paso de algún asunto urgente familiar”, concluyó.