Por Patricia Moreno Sánchez

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) inició operativos para evitar abusos sobre el costo del aguacate, informó el delegado Carlos Hernández, quien explicó que sí bien el producto se vende de acuerdo a la oferta y la demanda, no se permitirán abusos de los comerciantes hacía el consumidor.

Al mismo tiempo dijo que se verificará que no haya abusos en el precio del kilo del pollo que se comercializa hasta en 70 pesos.

Hernández Hernández informó que ya se iniciaron visitas a los mercados, la central de abasto y tiendas de autoservicio para verificar que no registren alto precios que afecten la economía familiar en estos productos específicos.

La PROFECO verificará que las básculas estén equilibradas para que se pesen kilos completos y se eviten por lo menos las irregularidades en los kilogramos.

Desde hace dos semanas se registró el incremento en el precio del aguacate que en algunos mercados y cadenas de autoservicio tiene un precio elevado de hasta 50 pesos por kilo. A decir de los mismos comerciantes, esto se debe a la baja producción del aguacate tanto en el estado como a nivel nacional.

Mientras que el kilo de pechuga de pollo alcanzó un precio de hasta 70 pesos en los mercados, y el kilo de pollo por pieza se comercializa en hasta 60 pesos.

Algunas amas de casa comentaron en un sondeo para Opinión Diario de la Mañana que, el aguacate tal vez no es un producto de primera necesidad, sin embargo, es un complemento para diversos alimentos.

“El aguacate, yo si lo compro para preparar las tortas, un guacamole para acompañar la comida, pero ahora sí que está muy caro” comentó Laura, ama de casa.

Sin embargo en el caso del pollo, es un producto fundamental para la comida familiar, expusieron las amas de casa. Denunciaron que además de que está caro el pollo, otros productos y verduras, ya les subieron uno o dos pesos, lo que afectará su economía familiar.