EL pasado viernes se ofreció una conferencia de prensa donde Héctor Marines de Stylo Show dijo ser el empresario responsable de traer a Puebla al grupo español Mägo de Oz, junto con la empresa JL Espectáculos.
Lo cierto fue que la noche del sábado el grupo llegó a Puebla, hizo su prueba de sonido, pero no salieron a cantar debido a que no les dieron el resto del 50% de su pago.
Los “empresarios” abandonaron el Country San Manuel sin dar explicación a la prensa, a los fans y al mismo grupo, como “huyendo”. Posteriormente el grupo se fue también sin dar explicación, mientras a la prensa la mantuvieron en una lateral “arrinconados y amenazados de que no tomaran fotos”.
Los fans sin saber que sucedía pero ya sospechando del gran fraude que se veía venir, se mantuvieron esperando dos horas hasta que el límite llegó, y sin dar explicaciones de absolutamente nada, comenzaron a “robarse” las cervezas, otros a destruir el mobiliario del lugar, sacando su “irá” tras haberles visto literalmente “la cara”.
Lo cierto es que la empresa se está escondiendo, no dan la cara y mucho menos piensan en devolver unas entradas de una boletera “patito” que fue la que vendió los boletos.