Con gol solitario de Samuel Umtit, la selección de Francia derrotó 1-0 a Bélgica en el partido de la semifinal que se realizó en San Petersburgo, para convertirse en el primer finalista de la Copa del Mundo Rusia 2018.

Durante la mitad del partido ninguno de los dos equipos se arriesgó mucho y mantuvo el partido en la media cancha.

Los Diablos Rojos tuvieron su mejor oportunidad en un remate de Toby Alderweireld, al minuto 31.

Para la parte complementaria, Francia salió decidida a herir a su contrincante, quien tuvo mayor posesión del balón durante toda la justa. Un cabezazo del belga Romelu Lukaku en el 48’, alertó al arquero galo Hugo Lloris.

Fue Umtiti el responsable de la victoria franca, gracias a un cabezazo que perforó las redes de Thibaut Courtois al minuto 51, tras un corner lanzado desde la derecha por Griezmann.

Sin importar el resultado del domingo, Les Blues ya hicieron historia, pues disputarán su tercera final en las últimas seis Copas del Mundo (Francia 1998, Alemania 2006).

La escuadra dirigida por Didier Deschamps, enfrentará a quien resulte vencedor del encuentro de semifinales entre Inglaterra y Croacia.